Reflexiones en medio de las fiestas

tres reposeras frente al lago... Esta época de fiestas, navidades y años nuevos, en general, terminan con balances y encuentros… inevitable destino el de vivir dentro del calendario. Despues de unos cuantos años, por primera vez tengo reales vacaciones, es decir: no voya trabajar al lugar al que voy a ir para descansar. Y como es obvio, no se que voy a hacer con ese tiempo que ahora si lo puedo dedicar a mi familia y mis amigos. Lamento sufrir de esta tan social paradoja: trabajo para aportar al desarrollo un mundo mas sano, menos alienado, más conectado con el mundo y obviamente, me alieno, desconecto y enfermo. Nadie enseña nada de esto en las escuelas, y quien lo hace, es algún individuo suelto de la colmena.

Es inevitable otra vez indagarme maestros ¿Por qué enseñamos lo que enseñamos ? ¿Qué es lo que enseñamos?

Por suerte, el aire de pesimismo con el que escribo está cargado de esperanza

Felices Felicidades

Alvar

(foto vía flickr)