Seguramente…

Trasnscribo una nota de Jorge Novello, con la que no sólo acuerdo, sino que también comparto:

Leyendo el Clarín de unos días atras me encontré con esta nota de Pablo Calvo y la verdad es que no me sorprende la capacidad que tienen ciertos periodistas, y en especial los del Grupo Clarín, para escribir notas en contra del gobierno. Esta introducción criticando al tren bala y presentándolo como ejemplo de las promesas incumplidas del Gobierno hubiera dicho exactamente lo mismo si la administración nacional hubiera llevado adelante el proyecto a sabiendas de los problemas que presentaba el primer modelo de laptop, o sin atender a la grave crisis internacional que se desató los últimos dos años, o sino hubiera implementado los distintos regímenes de subsidios a los servicios para ayudar a palear la difícil situación interna del país.

No queda muy claro cuál ha sido el inconveniente de apoyar una iniciativa tan interesante como la de Negroponte, ni qué significa “apresurarse” en dar un apoyo. Es bueno para un país posicionarse a favor de buenas causas y de esa manera apoyar la iniciativa, y generar al mismo tiempo otros apoyos de países de la región.

En realidad el Proyecto chocó con las grandes compañías fabricantes de PC y de distintos componentes, como Intel, IBM, etc., que rápidamente vieron el negocio que empezaba a florecer –comercializar grandes cantidades con gobiernos nacionales- y comenzaron a desarrollar sus propias versiones de computadoras “tendiendo a un costo cercano a los 100 dólares”.

Boicoteado por las grandes compañías Negroponte sumó más enemigos que naciones compradoras. Los distintos dispositivos empezaron a aparecer con valores cercanos pero mayores a los 100 dólares, y mostraban mejores rendimientos. La idea de una computadora por ese monto se desvanecía poco a poco, pero había logrado movilizar a los grandes fabricantes a desarrollar un dispositivo mucho más barato y con las exigencias mínimas de navegabilidad y operatividad que los niños necesitan para el aprendizaje.

Mientras el Poder Ejecutivo, en distintas gestiones –Filmus, Tedesco, Sileoni- durante más de 6 años logra mantener políticas públicas como la continuidad del “Plan Una computadora por niño” devenido en el “Plan Un niño una computadora”, este periodista critica la continuidad de las decisiones a lo largo de las gestiones y también la negación del gobierno de comprar aquellas computadoras que hoy no satisfacen el juicio de los expertos argentinos. Y vale como aclaración que las laptops nunca subieron a 199 dólares, en realidad hasta hoy no se ha podido bajar de los 300 dólares y, al mismo tiempo, mantener las especificidades mínimas requeridas.

Según la mirada del periodista Pablo Calvo todo lo que hace o anuncia un gobierno en un año electoral sólo se debe a la urgencia de las urnas. Desde esta mirada en nuestro país, donde vamos a las urnas cada dos años, el tiempo de la gestión de gobierno se reduce a los dos años en los que no se eligen representantes. El ministro Tedesco al re-lanzar este año el Plan con el nombre de “Un niño una computadora” lo único que intenta es ajustar el plan original del 2005 anunciado por el ministro Filmus a los costos que el mercado ofrece hoy, y no Negroponte y su Fundación, sino las grandes compañías, en especial Intel con su modelo Classmate.

La idea de Negroponte tenía un fuerte componente idealista, altruista tal vez, impulsada desde su Fundación, con la clara idea de ayudar al desarrollo de países con gran población (la mayoría bajo la línea de pobreza) como India, China, Brasil… por eso la búsqueda de un dispositivo eficaz pero económico… 100 dólares era el desafío. El precio actual de las laptops (Classmate es el modelo de Intel) ronda los 550 dólares para el público –atención… ahora el público puede acceder a este desarrollo originado en ese ideal de Negroponte pensado en un principio sólo para ser adquirido en forma masiva por los gobiernos-, y alrededor de 350 dólares para las compras masivas de los ministerios de educación de los países.

Seguramente…

  • si Negroponte hubiera podido alcanzar su ideal, su laptop de 100 dólares, nuestros alumnos las hubieran tenido al aparecer la gripe A.

  • si las distintas gestiones hubieran trabajado en la capacitación docente nuestros docentes habrían estado preparados para trabajar con sus alumnos.

  • si los docentes hubieran hecho propias estas tecnologías habrían logrado resultados de mayor calidad.

  • si las familias hubieran acompañado la incorporación de las TIC en el aula habrían colaborado más y mejor.

  • si los alumnos hubieran tenido sus laptops habrían desarrollado sus tareas de modo más sencillo y llevadero.

  • Si los medios hubieran podido acompañar estas políticas públicas de manera clara y honesta habrían logrado mayor seguimiento y control de las mismas por parte de sus lectores… seguramente.

Imagen | OLPC balancing @ NV08’ | Flickrcc